EL SHOW DE TRUMAN (1998)

Área de Cine y Audiovisual / Cine Club

“Lo que yo creo de la televisión, personalmente, es que si se mira demasiado es terriblemente nociva. No tengo ninguna duda. Y lo que me parece terrible es que sea un instrumento ideal para modelar la mente de los niños. Lamentablemente, muchos padres que trabajan sientan a sus hijos a mirar horas y horas de televisión para que no molesten. Esos padres ni siquiera se interesan por saber qué es lo que sus hijos están mirando (…)

(…) el planteamiento de El show de Truman era el correcto porque, en la ficción de la película, todos los que siguen el show han olvidado que a Truman lo están explotando. La conexión que tienen con la realidad ha desaparecido. Ese es el dilema que la película explora. Nuestro sentido de la realidad está tremendamente distorsionado por la cantidad de entretenimiento y de actualidad con la que nos bombardean cada minuto, al punto de que ya no podemos diferenciar una cosa de la otra.”

El show de Truman logró un enorme éxito en Estados Unidos, particularmente porque encontró su público entre los jóvenes de dieciocho a veinticinco años (…) Ésa es la generación a la que les han vendido de todo desde la cuna. (…) Creo que lo que disfrutan de la película es ver cómo alguien de su misma generación le da una buena patada en el trasero a los que lo han estado engañando. Por lo menos se pueden reír de la situación, y sentir que por una vez tienen el control de las cosas.”

Peter Weir

Presentación

El viernes, 1 de diciembre de 2017, a las 21:00 horas, en la Sala Máxima del Espacio V Centenario, el Cineclub Universitario / Aula de Cine  proyecta la película “El show de Truman (1998)“, dentro del ciclo “Maestros del cine contemporáneo (VIII): Peter Weir”, en versión original en inglés con subtítulos en español. Entrada libre hasta completar aforo.

Una vidad de ficción

Truman Burbank (Jim Carrey) es “el primer humano adoptado por una multinacional”. Su vida es seguida por las cámaras de televisión instaladas en el plató más grande del mundo, regido por Christof (Ed Harris), creador del programa “El show de Truman”, el de más éxito de la historia, visionado por millones de espectadores alrededor del mundo. La vida de Truman es, por lo tanto, una ficción, aunque no para él. Todos los que le rodean son actores contratados para la ocasión: Su esposa Meryl (Laura Linney), su madre (Holland Taylor), su padre (Brian Delate), Lauren, su novia de la adolescencia (Natascha McElhone) y Marlon, su mejor amigo (Noah Emmerich). Su sueño es viajar a Fiji, donde cree que vive Lauren a la que no ha olvidado desde su primer beso furtivo en la playa. Pero una serie de acontecimientos le abrirán los ojos: Su mundo no es tan perfecto como él creía (o como le habían hecho creer) y hay algo a su alrededor que le hace sospechar que está siendo observado las veinticuatro horas al día.

Peter Weir, todo un psicólogo de masas

El show de Truman es la constatación cumbre de una forma de reflexionar, de poner en imágenes un argumento tan personal, consciente y definido. Peter Weir, al igual que el mesías que interpreta Ed Harris, en el film, manipula nuestros sentimientos, anhelos y obsesiones. Peter Weir, no sólo un brillante director, sino también un eficiente psicólogo de masas, que nos recrimina la forma en que hemos dejado que la televisión transforme nuestra realidad.

Su inventiva visual, su entusiasmo ante la historia y el dominio de los resortes emocionales de la misma, llevándonos siempre allá donde él quiere y como quiere, vertebran un conjunto apasionante, turbador y contradictorio.

Fuente: Cuaderno del Cineclub Universitario / Aula de Cine.

Te animo a compartir este post para que llegue al mayor número de personas posibles. ¡Muchas Gracias!

2 Respuestas a “EL SHOW DE TRUMAN (1998)”

  1. Pese a mi animadversión a Jim Carrey, “El show de Truman” es una de esas grandes cintas que todo el mundo debería ver, aunque sea para comprovar como la televisión nos engaña (en casi todo), haciéndonos creer lo que interesa en cada momento.
    Para nosotros, una brillante película que, pese a los años continua siendo totalmente vigente.

    HemosVisto!

    • Revista La Madraza

      Totalmente de acuerdo contigo “HemosVisto”. A mi tampoco me gusta demasiado Jim Carrey pero su interpretación en el “El show de Truman” es soberbia. Una película que nunca está de más ver o volver a ver. Peter Weir hace una magistral crítica al mundo de la televisión.
      Muchas Gracias por tu comentario.
      Un abrazo.

Comentar